lunes, 24 de abril de 2017

CUEVAS DE ANDINA (CONCEJO DEL FRANCO).



Día: 23-04-2017.

Situación: Andina (El Franco).

Duración: 01h45 aprox.

Desnivel: Inapreciable, aunque tiene algunas subidas y bajadas a través de escalones de madera en los que hay que poner un poco de cuidado en caso de encontrarse éstos con humedad o mojados (hay cuerdas durante el itinerario con las que ayudarse).


Comentario:
A veces en mi periplo por Asturias para conocer con mucha profundidad los concejos que conforman “mi tierrina”, “el paraíso” me brinda la posibilidad de conocer (aparte de iglesias, ermitas, palacios, pueblos,…) pequeñas rutas que no tenía la mínima idea de su existencia y la de este día se puede decir que iba ser una de esas sorpresas agradables que uno encuentra en esos periplos que suelo realizar por los diversos municipios asturianos cuando uno se va con el coche todo una jornada de turismo por la comunidad.

La pequeña ruta de la que hablo se encuentra en el concejo asturiano de El Franco, concejo que “en teoría” había planificado para recorrerlo en un día pero que “en la práctica” me sería imposible llevarla a cabo por el retraso sufrido por esta visita a dichas cavidades y por alguna que otra “visita inesperada” que me ofrecería este concejo en su zona interior.

Como dicha ruta o más bien paseo, diría yo, la pondré en un post aparte que en un futuro próximo dedicaré a este concejo (en cuanto me acerque en un segundo día a conocer su zona costera), paso a comentar y a poner algunas imágenes de una de las rutas que consideraré uno de los descubrimientos del año para este menda.

Estas cuevas que se han convertido en el Monumento Natural de las Cuevas de Andina se encuentran, como he comentado, en el Concejo de El Franco, muy cerca del pueblo de Andina y en la que para llegar a ellas, tomé la Autovía del Cantábrico desde Oviedo hasta dicho concejo y una vez en su capital, La Caridad, una carretera que se iba a internar hacia el interior del mismo y que ya ponía en sus tramos iniciales algún cartel indicativo anunciando la existencia de estas cuevas, totalmente desconocidas para este menda, así que para allá me iría y sin saber que realmente se trataba de una pequeña ruta de paseo con guía incluida.

Desde La Caridad, iba a tomar la carretera FR-1 que me iba a llevar hasta Arancedo y desde dicho pueblo y a través de otra carretera, la FR-6 me iba a dirigir durante unos 2 ó 3 km hacia las proximidades del pueblo de Andina, pueblo que da nombre a estas cuevas.

Poco antes de este pueblo ya divisaría el pequeño aparcamiento, con una guapa área recreativa junto al mismo y con una caseta que parecía ser la puerta de entrada a dichas cuevas.

Tras el pago de 3 euros para visitar las cuevas, nos dirigimos (me había unido a un grupo de excursionistas que habían reservado previamente)  unos 200 m al punto de inicio de la visita guiada del día y en donde se encontraba un panel con algunas explicaciones sobre lo que se iba a ver a continuación.




Resumiendo en cuanto a la visita, las Cuevas de Andina son un sistema de cuevas de origen kárstico situadas cerca del pueblo del mismo nombre y que comprenden casi 12 hectáreas de un valle originado por depresión kárstica.
Estas galerías subterráneas quedaron al descubierto entre los siglos I y II d.C a causa de la explotación romana en busca de yacimientos de oro y que gracias a técnicas combinadas de agua y fuego irían seccionando todo el roquedo existente en el valle.
Desde el exterior, dichas grutas y cuevas son apenas visibles debido a la abundante y densa vegetación que cubre toda la zona.

Pues paso ya a las fotos, fotos que ya desde el inicio de la excursión mostraban con toda nitidez la exuberante vegetación que cubría toda esta zona de explotación minera de antaño.




El camino ancho, en muy buen estado, descendía unos pocos metros para internarse en lo más profundo del terreno y llevarnos a todo el grupo a un terreno donde íbamos a ver que la nota predominante durante toda la ruta iba a ser el manto vegetal que cubría las cuevas y galerías subterráneas.




Algunas paredes de la zona desprovistas de vegetación daban clara señal de la acción del hombre siglos atrás.




Si había un color dominante durante toda la excursión, ese era precisamente “el verde” que se agolpaba en torno al camino y que como nos comentó la guía, no tenía nada que ver con la altura con la que iba a llegar en la época de verano.


Buenos ejemplares de arboleda se podían contemplar durante el itinerario.


Entre las diversas cosas que nos iría la guía comentando, una de ellas fue la comparación (salvando las distancias) entre el paisaje de “Las Médulas” en Ponferrada (León) y el paisaje que en esos momentos estábamos contemplando y que se puede decir que tenían ciertas similitudes, con la diferencia de que en León el paisaje minero se encontraba desprovisto del manto vegetal, pero paisaje que en el lugar donde nos encontrábamos se puede decir que era casi idéntico al primero pero con la cubierta verde por encima.

La ruta nos iba a llevar a la primera subida del día a través de unos escalones de madera provistos de cuerdas que hacían mucho más fácil la pequeña subida que íbamos a tener que realizar para pasar por debajo de la primera gran cavidad que nos íbamos a encontrar durante la ruta.


El conjunto de esta primera cavidad junto a la roca en el terreno que la protegía por debajo.




Junto a esta cavidad se encontraban las paredes próximas tapizadas de verde.


Un vistazo hacia atrás.


Y verde por todos lados (no me quiero imaginarlo en verano…).




El terreno iba a cambiar, para entonces obligarnos a todos los de la excursión a subir a través de unos peldaños hacia la zona que más me gustaría de toda la ruta, la zona de cavidad y cuevas que se internaban por el terreno.

Subiendo y echando la vista hacia atrás.




Tras los peldaños, saldríamos a una zona mucho más amplia, zona de entrada a alguna de las cavidades y por la que nos iríamos internando a través de escaleras en el terreno.

Vista hacia atrás.


Enseguida este menda tendría que bajar por la escalera de la imagen.


La primera cavidad en la que el grupo se tuvo que internar.
(pongo un par de imágenes de la misma, una con flash y otra sin él, ya que tengo dudas sobre qué imagen queda mejor…).




Un par de imágenes echando la vista hacia atrás.




Vista hacia atrás (con flash) de la entrada por la que habíamos empezado a internarnos en las cavidades del terreno.


¡Vamos hacia delante…!.


Un par de imágenes hacia atrás, del terreno por el que se había transitado momentos antes (con flas y sin flash…).




Se iba entonces a descender de forma brusca y ayudados por las cuerdas hacía un agujero en donde el itinerario nos iba a obligar a meternos y en busca de…????.


Vista hacia atrás de la bajada.


El agujero en la roca iba a conducir a “la peña” a través de unos 15 – 20 metros y por una estrechísima abertura entre las paredes calizas y que iba a llevar al grupo, de nuevo al bosque.




En esta parte nos recibiría en primer lugar “El Caleiro del Gamazo” o lo que era lo mismo, un horno de cal en el terreno.


El último lugar que se iba a visitar, tras subir otros peldaños, iba a ser una especie de mirador en el terreno y desde el cual se iba a poder ir viendo, más de lo mismo, verde por todas partes.


El itinerario tras bajar de dicho mirador nos iba a sacar a la zona de la carretera y tras un centenar de metros nos iba a internar de nuevo por el bosque, llevándonos de nuevo a la entrada a través de un corto itinerario, diferente al de la primera parte de la ruta.

Resumiendo la ruta, ruta recomendable, corta, fácil y guapa para “todos los públicos” y en el que se puede ir aprendiendo, mientras se camina, alguna de las costumbres de algunos  “añinos” atrás sobre las extracciones mineras de la época romana.


viernes, 21 de abril de 2017

RUTA POR PONGA Y COMIDA EN “CASA SEVERA”.



Día: 16-04-2017.

Ruta: Collado les Bedules – Collado Granceno.

Desnivel: +130 m aprox.

Distancia:

Tiempo:

Comentario:
Con motivo del viaje realizado por Adela al este “paraíso natural” en el que vivo, nos fuimos este Domingo a realizar una ruta muy fácil en todos los sentidos, más bien diría yo que un paseo, así que tras parar a tomar un café en Cangas de Onís y poner rumbo a Ponga y más concretamente al Mirador del Collado de Les Bedules (1.086 m), iniciaríamos la marcha a eso de las 11h por una pista muy ancha y que nos sería muy cómoda para caminar durante todo el itinerario que había ideado en este día.

La ruta no tiene mucho que comentar, así que paso a mostrar algunas imágenes tomadas durante la misma.

Picos de Europa desde dicha ruta.


Corte en la ladera y que tras atravesar la pista por debajo, seguía su curso hacia cotas inferiores.


Cabaña situada casi en el lugar donde daríamos la vuelta, el Collado Granceno (1.200 m), quedando por detrás de dicha cabaña una de las ascensiones fáciles de esta parte de Ponga, la subida al Pico Sen de los Mulos (1.505 m).


Y por fin y con algo de esfuerzo en el tiempo me encontraría a una valenciana en Ponga y más para ser exactos en el Collado Granceno (1.200 m).


Y a lo lejos, alguna posible ascensión de este año y que solo el tiempo dirá si acabo realizándola desde Ponga, la de Peña Ten (2.142 m - izda) y el Pileñes (2.012 m – drcha).


Selfie conmemorativo en dicho collado.


Tras estar unos minutos ya iríamos regresando sobre nuestros pasos y llegando al coche sin novedad y con el objetivo de ir a comer a continuación a uno de los “paraísos gastronómicos” de Ponga y situado en el pueblo de Sobrefoz, “Casa Severa”.

Se agradecía que no hubiera tanta gente como en Octubre por el pueblo, cuando me acerqué a conocer en varios días todo el concejo, así que tras aparcar este menda al comienzo de la pista de “Ventaniella” ya nos iríamos hasta el lugar de la comilona que tendríamos en este día.

La comida en dicho entorno rural consistiría en…

Tortos de maíz.


Probaríamos dos perolas, una de sopa de marisco (riquísima) y otra de fabada (no me daría más)


Como segundo plato nos darían presa de cerdo (buenísimas) y cabrito con patatas (muy bueno), acordándome solo de sacar foto de las presas.


De postre, Adela se tomaría Copa de Queso de los Beyos y este menda, tarta de la abuela, muy ricos los dos postres.


Me cobrarían por todo, con botella de vino, casera, dos cocas y un par de cafés incluido, unos 34 euros, una pasada para todo lo que comimos y sobre todo lo bien que nos encontramos.
Daríamos entonces una vuelta por Sobrefoz y luego ya bajaríamos hasta Puente Vidosa para echar un vistazo a su famosa cascada y poner rumbo después hasta Cangas de Onís en donde para ser las 20h15 de un Domingo, había un ambiente en las calles como pocas veces había visto.

Adela en Sobrefoz.


De Cangas ya marcharíamos para casa y en cuanto a este día poco más que contar y con la nota negativa de que no anduve yo muy fino a nivel físico por mis problemas en la zona de las costillas.



miércoles, 19 de abril de 2017

SPORTING 2 – REAL MADRID 3.



Día: 15-04-2017.

Lugar: El Molinón.

Resultado: Sporting 2 – Real Madrid 3.

Precio: 20 Euros (los socios pagaban).

Comentario:
Muy buen partido del Sporting ante un rival infinitamente muy superior pero en el que los rojiblancos y producto de la motivación que tenían hicieron un encuentro como pocos en este liga.

Por un par de ocasiones se adelantarían en el marcador, pero el Madrid, es el Madrid y a pesar de jugar con prácticamente suplentes el equipo blanco, los míos no pudieron aguantar el marcador y rápidamente empataría Isco (un jugadorazo siendo el mejor del partido de hoy).

Así se llegaría al descanso (todo un lujo llegar con un empate a dicho periodo y ante los blancos) y comenzaría la segunda parte en la que el Sporting se adelantaría de nuevo con un gol de cabeza de Vesga (el mejor de los rojiblancos en este día), empatando el equipo madrileño a través de Morata.

El Madrid metería presión y en el último minuto, de nuevo Isco con un extraordinario gol, marcaría el gol de la victoria y sentenciando el partido ante un equipo, el Sporting, que mereció mucho más en este partido.

La situación en la tabla sigue siendo crítica, aunque parece que todavía no está del todo perdido ya que el Leganés en esta jornada perdería en casa con el Español y todavía quedan algunas esperanzas, eso sí, muy lejanas, pero esperanzas con llegar vivos a la última jornada de Liga en la que se enfrentan al Betis.


Resumen del partido en Internet…

RESUCITA AL LÍDER CON UN GOL EN EL 90' QUE PUEDE VALER UNA LIGA
Con Isco hasta el final
Puso el 1-1 después de multiplicar los peces y los panes dentro del área y firmó el definitivo 2-3 cuando LaLiga le daba una nueva oportunidad al Barcelona. 
El líder, ante tanta ausencia, encontró sustento en las botas del malagueño. A Isco le dabas una piedra o un melón y él te lo convertía en un balón con lazo.

Sólo Ramos y Nacho repitieron tras lo de Múnich. Pero siempre quedó Isco. 

Hasta el final. Hasta el último segundo también fue el Sporting, que demostró que así todavía puede salvarse. Perdió, pero para quedarse en Primera hay que competir así. Obligó al máximo a los de Zidane.

El Sporting tendió una trampa al líder, aunque lograse escaparse de ella al final. 
Los rojiblancos incluso se adelantaron en dos ocasiones. Llevaron al límite a los blancos, que sudaron una victoria que se antojaba igual de importante que contra el Bayern o el Barça.
Mikel Vesga se erigió en el gran enemigo blanco. Compitió con Isco a trucos de magia. Asistió a Cop en el 1-0 como Laudrup lo hacía sin mirar. Y marcó el 2-1, ya en la segunda mitad, con un cabezazo en el que dibujó una parábola imposible para Casilla.

Isco asumió el mando. Igualó tres minutos después del gol de Cop en el 14'. 

Entró dentro del área, se fue de tres y marcó con un zurdazo inapelable. El Madrid cogió su cuerda. Le costó seguirla a James, también a Lucas. Asensio sí acompañó, aunque el brillo del malagueño fue superior al de cualquiera

El Sporting se protegió. Y respondió. 

Al Madrid le quedó el recurso de centrar al área para no abusar tanto de Isco. Así puso Morata el 2-2 con todavía media hora por delante. El centro fue de Danilo, que respondió.

A su modo, también lo hizo Coentrao, que dejó el partido poco antes de ese gol, cuando el equipo ya necesitaba el aguijón de Marcelo.

En fin, que el líder volvió a moverse en el alambre y logró mantener el equilibrio. Isco marcó en el 90' y resucitó el espíritu invencible del equipo de Zidane. 
Ya saben, en el Madrid pueden comerse torrijas todas las semanas que sigue manteniendo el tipo.





PICO LA TESA (1.898 m).



Día: 13-04-2017.

Desnivel: +300 m.

Picos subidos: 2          Las Planas (1.856 m).

                                    La Tesa (1.898 m).

Distancia y tiempos:   12,16 km para 04h08:43

       * Ascensión…     (06,16 km – 02h12:47).

       * Descenso…      (06,00 km – 01h55:56).


Comentario:
Jueves Santo y en este día mi objetivo iba a ser una ascensión de las consideradas fáciles en el Macizo de Ubiña, la conocida subida al Pico La Tesa (1.898 m) ya que no me apetecía meterme una ruta dura por no encontrarme en las mejores condiciones físicas posibles, producto de una “caída controlada” o mejor dicho de un estirón excesivo en la zona de las costillas.

Aparcaría el coche unos 500 m antes del Puerto de la Cubilla (1.683 m), comenzando a caminar muy tarde (pasadas las 13 h) en dirección a la portilla de entrada que indica el límite geográfico entre León y Asturias y dado que el acceso en sus últimos metros a la parte cimera del paso montañoso se encontraba en malas condiciones para el paso de vehículos.

La ruta tiene poco que contar ya que era sumamente conocida por este menda y simplemente se trataba de caminar por la pista que me iba a llevar hasta una pequeña agrupación de cabañas y desde la cual ya iría tomando el itinerario de ascenso hasta el primer pico del día, Las Planas (1.856 m) y tras el descenso de éste ya me iría encaminando hacia el objetivo principal de La Tesa (1.898 m), cima a la que llegaría más cansado de lo normal ya que durante la subida sí que se harían dejar notar bastante mis problemas en la zona de las costillas a la hora de respirar bien.

La vuelta la haría descendiendo “directamente” hacia una pequeña majada situada a los pies del pico objetivo de la jornada para luego pillar de nuevo la pista que me llevaría hasta lo más alto del Puerto, llegando al coche tras recuperar los 500 m que había caminado en la primera parte de la ruta.

Algunas imágenes durante la ruta...

Monte en llamas que bien parecían ser más los de un volcán a punto de entrar en erupción.


“El volcán” junto a toda la línea de cumbres del cordal que iban en dirección Este del puerto (La Almagrera, La Mesa, Las Planas,…).


Un par de imágenes de la subida final al paso montañoso.




La pista durante mi aproximación a La Tesa (1.898 m – drcha imagen).


La pared de la Mesa (1.915 m), vista una vez tomado el itinerario de ascenso por los prados que caían de la misma.


Pillaría entonces el sendero que me iba a llevar hasta el primer pico del día, Las Planas (1.856 m – izda), para seguidamente irme ya directo a por la cumbre principal de la Tesa (1.898 m – drcha).


La Tesa (1.898 m) y la majada a la que bajaría a la vuelta.


Llegaría a la parte del cresterío de este cordal de Las Ubiñas y con vistas a la caídas hacia la carretera del puerto, así como a los pueblos del mismo (las dos Tuizas, Riospaso,…).


Vistas hacia atrás.


La subida al puerto desde la cumbre de Las Planas (1.856 m).


El terreno que me separaba de la segunda cumbre.


Buenas panorámica de la pista y de todos los pastizales que conforman parte de los “Puertos de la Bachota”.


En el descenso y camino de la Tesa, pillaría un sendero que poco a poco iría dando la vuelta a las primeras estribaciones de la misma y que me conduciría a la subida final de la misma.


A pocos metros ya de la cumbre y con alguna que otra mirada para atrás según iba ascendiendo.


Llegaría a la cumbre de la Tesa (1.898 m) tras 06,16 km y 02h12:47 de tiempo empleado en el ascenso (tiempo paupérrimo en mi caso) y cumbre como se puede ver, con muy buenas vistas a las principales cumbres del macizo de las Ubiñas.


Tras estar unos diez minutos por la parte cimera ya iría descendiendo con muchísima precaución ya que ante cualquier movimiento brusco sí que notaba que no iba del todo bien a nivel físico, así que el descenso me lo tomé como una tranquilísima caminata en busca de terrenos más favorables para caminar.

Alguna que otra vista durante el descenso.


Panorámica de una majada situada unos cuantos centenares de metros más por debajo del itinerario que había empleado durante el ascenso.


Tras llegar al collado situado entre las dos cumbres ascendidas en este día, ya me iría directamente para abajo a través de una claro sendero que se internaba a través de algunos salientes rocosos y que iba a ir llevando por encima de la majada que había visto en la primera parte de la ruta en mi subida a Las Planas.






Vista hacia atrás durante el descenso.


La parte más incómoda se me iba acabar para seguidamente tomar la pista de nuevo e irme ya directamente a por el coche, con vistas en todo momento a la hora de caminar a todo el sector de La Almagrera – La Tesa.





Llegaría al coche tras otros 06 km y 01h55:56 de caminata y sin más novedad que un buen cansancio, producto como digo de mis problemas físicos acontecidos en la ruta en la subida al Km Vertical del Aventón de las Palancas.